23 ene. 2012

COOKIES DE ARÁNDANOS Y CHOCOLATE


A veces me puedo pasar horas mirando cosas preciosas en Pinterest, siempre encuentro cosas que quiero probar y hacer yo misma y casi nunca hago. Hace unos días vi una imagen de una idea de regalo que me pareció muy original, era un tarro lleno de los ingredientes para hacer unas cookies, era taaaan bonito que busqué rápido la receta para probarla, porque no vas a regalar los ingredientes para hacer algo que no has probado, ¿no? La imagen es la de la derecha, (si entras aquí irás al blog del que la saqué y encontrarás la receta original y una explicación paso a paso de como montar el tarro) ¿no os parece super original? y es totalmente personalizable y muy barato. Es una lástima que haya pasado ya la navidad porque para regalar a alguien en el amigo invisible estaría muy bien.

Así que este fin de semana he hecho las galletas, son de arándanos y chocolate blanco, aunque yo puse chocolate negro, que me gusta mucho más. Son muy rápidas y fáciles de hacer. Se necesita:



1 taza de harina de trigo
1/2 taza de avena
1/2 cucharada de bicarbonato de sodio
1/2 cucharada de sal
1/3 taza de azúcar moreno
1/3 taza de azúcar
1/2 taza de arándanos secos
1/2 taza de chips de chocolate
1/2 taza de nueces picadas
1 huevo
1/2 taza de mantequilla a temperatura ambiente (para que sea más fácil mezclar)
Papel antiadherente para horno

Mezclamos todos los ingredientes en un bol poco a poco para que quede lo más homogeneo posible. Mientras precalentamos el horno a unos 175º C. En una bandeja colocamos el papel antiadherente y con ayuda de una cuchara vamos poniendo montoncitos muy pequeños y muy separados entre sí porque luego la masa crecerá mucho. Metemos la bandeja en el horno y la dejamos de 8 a 12 minutos o hasta que se empiecen a dorar los lados. ¡Y listo! ¿a que es fácil y rápido?


Para que os hagais una idea de las cantidades a mi me han salido unas 40 cookies. ¡Y estan buenisimas! Aunque no son como me esperaba, me explico. No son galletas del tipo arenosas como lo pueden ser por ejemplo las famosas chips ahoy, esta receta es una variante de las típicas cookies americanas, y esas son crujientes por fuera y con textura como un poco de chicle, por explicarlo de alguna manera, por dentro. Y así son estas.

Esta mañana he decidido hacerme un zumo bien rico para acompañar las galletas para desayunar, hace poco me compré una licuadora y estoy como loca haciendome mil zumos diferentes, el de hoy era de limón y fresas (y mucho azúcar, que me gusta muuuy dulce). Estaba muy bueno, pero presentado así entra todo mucho mejor ¿no os parece?

Si las probais ya me explicareis si os han salido tan buenas como a mi.





2 comentarios:

  1. ¡Qué buena pinta tienen!

    Por cierto, haces unas fotografías muy bonitas ^^

    ResponderEliminar